Malbo un proyecto innovador. Dos exclusivas torres con confort y servicios únicos en su tipo. Con más de 11.000 m2 y una inversión que ronda los 90 millones de pesos.

El sostenido crecimiento inmobiliario que vivió esta región en los últimos años y el buen posicionamiento de la oferta de edificios de alta gama parece que no fueran a detenerse. El público fue cambiando en sus gustos, hoy exige mayores comodidades y prestaciones, y Malbo es, ciertamente, la prueba de ello. Se trata de un desarrollo inmobiliario que presenta una escala edilicia fuera de lo común para Villa María y Villa Nueva. Podríamos afirmar que es el proyecto de mayor relevancia en la región, sobre todo por su privilegiada ubicación y sus características de primer nivel. Dos exclusivas torres con confort y servicios únicos en su tipo: pileta, solárium y deck sobre el río, terrazas accesibles con espacios de estar, gimnasio cubierto, Salón de Usos Múltiples (SUM), amplios halls de acceso amoblados, salas de estar, dársena de cortesía y más de 1.000 m2 de espacios verdes parquizados.
El proyecto, con una superficie construida total de más de 11.000 m2 y una inversión que ronda los 90 millones de pesos, está conformado por dos edificios que constituyen las etapas constructivas de la obra. El primero de ellos, una torre de nueve pisos ya concluida y con una superficie de 6.500 m2, consta de 36 departamentos de uno, dos y tres dormitorios e incluye cocheras para todas las unidades habitacionales y un zócalo comercial en planta baja, en donde se establecerá una cadena de farmacias. Los departamentos tienen superficies que van desde los 70 m2 a los 200 m2 (incluyendo amplias terrazas y balcones) y se entregan con amueblamiento de cocina, placares, caldera e instalación de calefacción central por radiadores, aberturas de PVC y Doble Vidriado Hermético (DVH). La segunda etapa del proyecto consistirá en una tira de cinco pisos con una superficie total de 4.500 m2, conformada por 32 exclusivas unidades con las mismas características distintivas, amplio hall de acceso, cocheras y un local comercial en planta baja que albergará un espacio gastronómico con una gran expansión sobre una “plaza seca” estilo europeo. Actualmente se lanzó la venta de las unidades en pozo de esta segunda etapa con precios considerablemente inferiores al producto terminado de la primera torre.
De cara al lago.
Más allá de los amenities que ofrece Malbo a sus exclusivos clientes, su ubicación es sin dudas uno de los principales atractivos. Está emplazado sobre la costa de Villa Nueva, con una vista privilegiada del lago, el nuevo puente Juan Domingo Perón, el río y la costanera de Villa María, y a menos de 10 cuadras de los centros de ambas ciudades. De vecinos tiene a los nuevos loteos, únicos en las dos Villas que dinamizan el área en cuestión.
De acuerdo con los constructores, el lugar no fue elegido al azar. Su ubicación fue pensada para brindar a sus ocupantes la mejor vista, el mejor paisaje y la comodidad de estar a tan pocas cuadras del centro comercial y financiero de la ciudad. Malbo marca un antes y un después en materia inmobiliaria por las prestaciones, las comodidades y el confort que brinda y está dirigido a un segmento de la población ABC 1, sobre todo matrimonios mayores y familias que quieran disfrutar de un parque, pileta y seguridad.
Un grupo de emprendedores
Grupo Fonte es un grupo desarrollista local que nació hace 10 años y se encarga del desarrollo y comercialización de productos inmobiliarios con una amplia gama de oferta: departamentos estándar competitivos, unidades estándar con un plus por diseño o ubicación, departamentos premium y unidades enfocadas en el sector turístico. Su director es Franco Pogliotti y los encargados de la administración (compras, pagos, contrataciones, etcétera) son Pablo Montes y Nicolás Bertello. BEANGDR es el equipo de arquitectos, socio de Grupo Fonte, encargado de desarrollar el proyecto y la dirección técnica de las obras del grupo y está integrado por Guillermo Beletti, Sebastián Andreotti, Germán Godoy, Eduardo Domenech y Luis Russo. El estudio es el que se encarga de abordar el desarrollo de los proyectos contemplando las variables urbanísticas y arquitectónicas en estrecha relación con las necesidades de los inversores y la calidad de vida de los usuarios. Actualmente Grupo Fonte está trabajando en Villa María, Villa Nueva y Villa Carlos Paz, donde ha construido y entregado 20.000 m2 y tiene en construcción 45.000 m2 más. Para cada desarrollo inmobiliario se conforma una figura legal diferente, que reúne a distintos inversionistas de un proyecto a otro, y se comienza a diseñar teniendo en cuenta los objetivos trazados inicialmente. Por lo tanto, el grupo desarrollista se encuentra en permanente crecimiento y proyección y tiene flexibilidad para recibir nuevos inversores y desarrollos.
Aprovechando un buen momento para el sector, Grupo Fonte comenzó construyendo complejos pequeños con unidades estándar. “Nos juntábamos para ver qué podíamos hacer y fueron surgiendo proyectos y nuevos mercados”, indicó Sebastián Andreotti. El primer edificio ejecutado fue Romano I, en 2006, y desde allí en más la rueda no se detuvo. Siempre atentos al mercado, buscando proyectos y nuevos nichos comerciales, siguieron en Villa María y Villa Nueva con los complejos La Ribiera, Romano II, Abitano, Abriles I, Abriles II y actualmente se encuentran construyendo Gianfranco I, Gianfranco II y DOM.
A la par desembarcaron en Villa Carlos Paz, donde enfrentaron un gran reto: aquella plaza exigía otro tipo de edificaciones y para otro público, complejos más grandes y con mejores prestaciones. “Carlos Paz tiene un desarrollo mucho más fuerte turísticamente, a diferencia de Villa María, que apunta a un mercado netamente de viviendas permanentes”, indicó Franco Pogliotti.
Allí concretaron Tempo, su primera obra en la villa serrana, un edificio de 63 departamentos de uno y dos dormitorios con amenities, y se encuentra en plena construcción VOW, otro edificio de 100 unidades con las mismas características. Mientras tanto, se adquirió un terreno ubicado a 100 metros de la peatonal para edificar un megaproyecto urbano de uso mixto de 400 unidades de alta gama, entre viviendas, comercios, loft, office y cocheras con amenities, pileta climatizada, SUM, gimnasio, sauna, parque y un paseo comercial interno: el Paseo Quattro, que constituye el mayor proyecto inmobiliario en Villa Carlos Paz (30.000 m2 en tres torres y seis etapas) y el desafío más importante para este grupo de desarrollistas. A medida que pasó el tiempo, concretando negocios y creciendo, fue necesario darle un marco formal a la empresa y una organización interna con tareas y áreas específicas. Hace un par de años se decidió abrir una oficina en Villa María (domiciliada en Entre Ríos 1435) y, en pocas semanas, se abrirá otra en Villa Carlos Paz (avenida Libertad 233).
En este contexto, Malbo surge como una iniciativa conjunta de Grupo Fonte y el equipo de arquitectos y para la puesta en marcha se conformó el Fideicomiso Natura, cuyo representante legal es Leonardo Andreotti. Con la idea en la cabeza se buscó el terreno apropiado y, una vez encontrado, se negoció durante un año hasta adquirirlo. El segundo paso fue la búsqueda de los inversores iniciales y se contrató a una empresa de publicidad que confeccionó la campaña a través de los distintos medios de comunicación para la venta del proyecto. Con este material se organizaron reuniones, desayunos y encuentros de trabajo para dar a conocer el proyecto, a través de un video en tres dimensiones único. “La venta inicial fue complicada porque estábamos rompiendo el molde y hablando de un departamento que ya no era para alquilar, sino que tenía otro destino: habitarlo. Malbo está dirigido a un segmento específico de la población”, comenta Franco Pogliotti.
La diferencia de mercado
Luego de trabajar en el área de Villa María y la villa serrana este grupo puede identificar diferencias marcadas entre ambos mercados, totalmente distintos en características, precios y construcciones: los valores de los departamentos en Carlos Paz, principalmente de un dormitorio con cochera, rondan los 100 mil dólares, mientras que en Villa María para un producto de similares características el precio es sensiblemente inferior. Son conceptos distintos: “En la ciudad son inversiones para alquilar, mientras que en Villa Carlos Paz los compradores son del interior de las provincias de Santa Fe y Córdoba, quienes buscan un departamento para disfrutar durante todo el año y en el verano, alquilarlo”, remarcó Sebastián Andreotti.
En constante crecimiento
Grupo Fonte es una empresa joven cuyo desafío es desarrollar conceptos innovadores, que aporten una solución original y eficaz adaptada a las necesidades de cada cliente. El dinamismo y la búsqueda de nuevos emprendimientos e inversores lo identifican y su objetivo es seguir creciendo apostando al sector y ofreciendo una variedad de productos cada vez mayor. Malbo es, sin lugar a dudas, el proyecto insignia del grupo en el ámbito local y la apuesta más fuerte en cuanto a diseño, calidad constructiva y habitacional. Pero la visión a futuro es continuar innovando y proponiendo, marcando la senda a seguir para el desarrollo inmobiliario en las ciudades.